resource
January 14, 2011

Estudiantes Latinos Afirman que las Prioridades de los Abogados Deben Incluir la Educación

Alvin Ramirez y Jeffrey Flores

Alvin Ramirez y Jeffrey Flores

“Cuando yo tenía once años de edad me dijeron que el papel de la mujer era en la cocina pero yo quiero que mi vida sea diferente”, dijo Norma Pérez, una estudiante junior en Mission High School de San Francisco.

Pérez fue una de los cinco estudiantes que testificaron en la segunda vista regional de la Comisión sobre los Derechos Legales y Responsabilidades de los Hispanos de la _ (Colegio de Abogados de los Estados Unidos) que tuvo lugar el jueves en San Francisco.

Pérez dijo que sus planes futuros incluyen cursar estudios para convertirse en abogada.  Esta alumna del onceno grado, que llegó a los Estados Unidos hace dos años desde Guatemala sin saber inglés, expresó sus aspiraciones educacionales ante la comisión con fluidez en su reciente adquirido inglés.

Los estudiantes que testificaron les recordaron a los comisionados las razones por las cuales están celebrando estas vistas — para promover la responsabilidad cívica, la equidad y la justicia entre todos los segmentos de la sociedad.

“Nosotros los observamos a ustedes”, dijo la estudiante Tahitia Dean de la Universidad de California en Berkeley, al grupo de abogados y jueces de la comisión. “A los que nos han preparado el camino … y continuaremos demostrando que somos merecedores de esos esfuerzos”, añadió Dean.

Dean, quien es una estadounidense de primera generación y cuyos padres emigraron legalmente, habló de la necesidad de que los estudiantes de bajos ingresos encuentren recursos adicionales que les permitan hacer realidad sus sueños de tener una carrera universitaria.

Norma Perez

Norma Perez

“Con frecuencia los latinos se ven obligados a escoger entre la pasión y el sentido práctico” cuando se trata de permanecer en el college o sobrevivir”, señaló Dean.

El Comisionado Eduardo Padrón, presidente del Miami Dade College, comentó que en este centro de estudios: “la mayoría de los estudiantes trabajan y el 38 por ciento vive en la pobreza.  Una visita a la sala de emergencias del hospital o un aumento en el alquiler de la vivienda son causa suficiente para que muchos estudiantes dejen los estudios”.

“En la economía basada en conocimientos del siglo XXI un individuo tiene muy pocas oportunidades de progresar si no tiene un título universitario”, continuó diciendo Padrón.  “El college es una necesidad real en nuestra sociedad pero se necesitan recursos y respaldo financiero para terminar esos estudios superiores”.

Los estudiantes de escuela secundaria que testificaron en el foro público señalaron que están interesados en estudios que incluyan college y aún más.

Noe Rivas, un estudiante senior, dijo que sus deseos de convertirse en médico lo impulsaron a dejar su familia en El Salvador y venir a los Estados Unidos — solo y a la edad de 15 años.  El viaje le tomó dos meses con paradas durante el mismo para trabajar y ganar algún dinero.  Se decidió a emprender este viaje porque de acuerdo con sus palabras: “En El Salvador el gobierno no podía proveerme una educación superior”.

Jeffrey Flores, un estudiante de onceno grado, dijo que pasó la mayor parte de su vida en escuelas privadas pero que ahora asiste a una escuela secundaria pública que carece de recursos.  Se pregunta cuál será el destino de sus compañeros de estudios así como su propio destino ya que en algunas clases hay hasta 30 estudiantes y la escuela ofrece muy pocas clases de nivel avanzado (AP) y de honores.

Alvin Ramírez dijo que sus padres trabajan las 24 horas del día para cuidarlo y proveerle todo lo que necesita, y añadió: “si asisto al college algún día seré yo quien me ocupe de ellos”.

La Comisión sobre los Derechos Legales y Responsabilidades de los Hispanos de la _ se va a reunir en New York para su próximo foro público regional el 23 de marzo.

Learn More About:  Immigration